Una Travesía de Innovación: La Experiencia de la Pre-incubadora

commentNo hay comentarios
Vistas: 395
En el Centro de Innovación del Centro de Formación Técnica Teodoro Wickel, sede Angol, Chile, el pasado 27-07-2023 se vivió un emocionante viaje hacia la innovación y el emprendimiento. Como Profesional Ejecutivo de Innovación Sede Angol del Centro de Innovación, tuve la fortuna de liderar la Pre-incubadora junto con los Especialistas en Innovación Benjamín Pardo y Víctor Aburto, un programa que buscaba guiar a los alumnos participantes desde la concepción de sus ideas de negocio hasta la redefinición de las mismas, centrándonos en las necesidades reales de sus usuarios a través de la metodología del Design Thinking. La Pre-incubadora fue un espacio de aprendizaje, creatividad y desafío para los jóvenes estudiantes y futuros emprendedores. Desde el primer día, quedó claro que nuestro objetivo no se limitaba a fomentar el desarrollo de proyectos, sino también a formar individuos capaces de afrontar desafíos, resolver problemas y crear soluciones innovadoras.
Primera Etapa: ¡Concéntrate en el problema no en la idea!
La Pre-incubadora comenzó con la etapa de generación de ideas. Los alumnos llegaron con una gran variedad de propuestas, cada una de ellas con su encanto y potencial. Sin embargo, muchos aún no tenían una clara comprensión de sus usuarios y las necesidades que pretendían satisfacer. Aquí es donde el Design Thinking se convirtió en nuestra herramienta clave. Fomentamos la empatía y la comprensión profunda del usuario, alentando a los participantes a sumergirse en el mundo de sus potenciales clientes. Esta nueva perspectiva llevó a una redefinición de muchas ideas, ya que comenzaron a comprender que la innovación real surge cuando se resuelven problemas reales.
Segunda Etapa: El Proceso de Design Thinking
El proceso de Design Thinking nos permitió adentrarnos en las mentes de los usuarios, identificando sus necesidades no satisfechas y detectando oportunidades de mejora. Los participantes aprendieron a generar prototipos y realizar pruebas rápidas para validar sus ideas antes de invertir grandes recursos. El trabajo en equipo fue esencial. Los alumnos colaboraron entre sí, compartieron conocimientos y habilidades, y se apoyaron mutuamente en los momentos de desafío. El ambiente de colaboración y la creatividad desenfrenada crearon un entorno estimulante que impulsó aún más su pasión por el emprendimiento.
Tercera Etapa: El Cierre de la Pre-incubadora
El cierre de la Pre-incubadora fue una mezcla de emoción y satisfacción. Los participantes presentaron sus proyectos ante un jurado compuesto por Benjamín López Coordinador del CDN Angol y Claudio Calfulaf Asesor Especialista en Digitalización del Centro de Negocios Sercotec Angol, el Director de la sede Angol Orlando Ibañez, Marco Astudillo Coordinador de carrera de Administración de empresas y Cristian Oyarzun Coordinador FabLab Temuco, todos grandes profesionales a cargo de entregar retroalimentación a los proyectos presentados por los alumnos. Ver cómo habían evolucionado sus ideas desde su concepción inicial hasta el momento de la presentación fue un testimonio del arduo trabajo y la dedicación de cada uno de ellos. Algunos proyectos habían cambiado drásticamente desde su inicio, habiéndose adaptado a las verdaderas necesidades del mercado. Otros, si bien mantuvieron su esencia, habían mejorado significativamente gracias a la incorporación de las retroalimentaciones recibidas durante el proceso. La culminación de la Pre-incubadora no marcó el fin de su viaje por la pre-incubadora; más bien, fue el comienzo de un nuevo capítulo. Algunos proyectos continuarán su desarrollo con un acompañamiento más cercano y recursos adicionales en la próxima versión de Boot Camp.
Mi experiencia en la Pre-incubadora del Centro de Innovación del CFT Teodoro Wickel, sede Angol, ha sido profundamente enriquecedora. Ver cómo los jóvenes y futuros emprendedores crecieron tanto a nivel profesional como personal ha sido un motivo de orgullo y satisfacción. La metodología del Design Thinking demostró ser un enfoque poderoso para guiar a los alumnos hacia soluciones realmente innovadoras y centradas en el usuario. Fomentar la colaboración y la empatía resultó clave en el proceso de creación de emprendimientos exitosos y sostenibles. Estoy ansioso por seguir contribuyendo al ecosistema emprendedor y fomentando el espíritu innovador en el Centro de Innovación. La Pre-incubadora ha dejado una huella imborrable en cada uno de los participantes, y estoy seguro de que estos jóvenes emprendedores marcarán la diferencia en el mundo empresarial. ¡El futuro nos espera con oportunidades infinitas de innovación y crecimiento, y estoy emocionado por ser parte de este viaje!
-Gregory Beltrán
¡Comparte esto!

Otros contenidos de nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

keyboard_arrow_up